2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO
Salud

27/05/2021

¿A partir de qué peso corporal aumenta el riesgo ante el COVID?

Los expertos aseguran que la obesidad de grado II es un factor de vulnerabilidad para las personas que se contagian de coronavirus. Cómo se calcula en base al Índice de Masa Corporal.

El peso corporal es uno de los factores a los que hay que prestar atención en este contexto, con un escenario epidemiológico que se complica en la región a partir de la multiplicación de los contagios de coronavirus. Desde los Puntos Saludables de la provincia explicaron que una obesidad de grado II es considerada un factor de riesgo para los pacientes que se contagian de coronavirus, que podrían desarrollar cuadros más severos de la enfermedad en caso de infectarse.
En ese sentido, detallaron que la obesidad de grado II se determina cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) da un resultado superior a los 35 puntos. Las personas que presenten estos resultados también integran la población objetivo y, por lo tanto, son candidatas a recibir de forma prioritaria una vacuna contra la enfermedad.
Para conocer el grado de obesidad se puede hacer un simple cálculo que detalla el puntaje del Índice de Masa Corporal. Este número se obtiene al dividir el peso en kilos por la altura en metros al cuadrado. Es decir, si una persona pesa 70 kilos y mide 1,70, deberá realizar el siguiente cálculo: 70/(1.70x1.70). Así, obtendrá su IMC y podrá saber si tiene más riesgos de desarrollar un cuadro grave de Covid-19.

El normopeso, o peso normal, incluye a todas las personas con un IMC entre 18,5 y 24,9 puntos. Entre 25 y 29 puntos se habla de sobrepeso y aquellos que tienen un puntaje entre 30 y 34 puntos son considerados pacientes con obesidad de grado I. Todas estos puntajes no implican un riesgo mayor ante una infección de coronavirus.

Aquellos que tienen un IMC de entre 35 y 39 puntos tienen una obesidad de grado II, mientras que aquellos que presentan un puntaje superior a 40 padecen obesidad grado III. Ambas categorías forman parte del grupo de riesgo ante el coronavirus, por lo que también tienen prioridad de ser vacunados.

A modo de ejemplo, una persona que mide 1,70 metros debe pesar 100 kilos o menos para estar fuera del grupo de riesgo. En cambio, una persona de 1,60 metros debe pesar menos de 89 kilos para no se considerada un grupo de riesgo ante el coronavirus.

"La obesidad se asocia con una disminución del volumen de reserva respiratoria y de la capacidad funcional del sistema respiratorio. En personas con obesidad abdominal, la función pulmonar se ve aún más comprometida si se encuentran acostados boca arriba porque la grasa disminuye los movimientos del diafragma y dificulta la ventilación", señalaron desde los Puntos Saludables.

Aclararon también que "se ha observado que los pacientes obesos presentan un estado inflamatorio crónico de bajo grado como una consecuencia del incremento en la masa del tejido adiposo. El COVID-19 puede exacerbar aún más dicha inflamación, cuanto mayor es el IMC, mayor es la respuesta inflamatoria"

Los referentes de Puntos Saludables explicaron que las restricciones de circulación no deben ser usadas como excusas para fomentar el sedentarismo "En medio de esta pandemia por COVID-19, la inmunonutrición y el ejercicio físico regular representan dos recursos indispensables tanto para colaborar con el peso saludable como para aumentar las defensas del organismo", afirmaron.


Fuente LMN