2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO
Política

13/11/2018

“La embestida del radicalismo fue muy dura y muy cuestionable”
Así lo sostuvo la senadora Lucila Crexell, luego que la Corte Suprema fallara a favor de su apelación. El próximo 10 de diciembre asumirá un nuevo mandato.

Por unanimidad, la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló a favor de la senadora Lucila Crexell, al decidir que sea ella quien asuma la banca por la minoría en representación de Juntos por el Cambio Neuquén.

Luego de la disputa que se abrió tras el fallecimiento de Horacio “Pechi” Quiroga, el máximo tribunal revocó la resolución de primera instancia dictada por la jueza federal Carolina Pandolfi.

La magistrada había determinado que, de acuerdo al decreto que reglamentó la Ley de Paridad, quien debía asumir en lugar de Quiroga era el radical Pablo Cervi, primer suplente en la lista, aunque Crexell ocupaba el segundo lugar de la nómina.

Pero la Corte le dio la razón a la legisladora -que el próximo de diciembre comenzará su segundo mandato-, al sostener que corresponde aplicar lo establecido por el Código Electoral sobre el corrimiento de la lista en caso de muerte o renuncia de uno o varios de sus integrantes.

En diálogo con La Red Neuquén, Crexell sostuvo este miércoles que “la embestida radical fue muy dura y muy cuestionable”. “Que la UCR haya puesto a su apoderado nacional en una presentación (judicial) contra mí no es un tema menor”, señaló.

Además, la senadora cuestionó que hubo “argumentos que no son acorde al derecho”. También calificó de “vergonzoso” el hecho de que “hubo legisladoras presentando una interpretación de la Ley de Paridad para no hacerme asumir a mí: Carla Carrizo y gente más nucleada al radicalismo”.

“Un sector de la alianza Neuquén siempre me desconoció y no querían aceptar que fuera yo la candidata”, dijo Crexell, quien es afiliada al Movimiento Popular Neuquino pero se acercó a Cambiemos de la mano de Miguel Pichetto.

Por otra parte, consultada sobre cómo imagina su nuevo período en la Cámara alta con un nuevo gobierno, remarcó: “Siempre fue garante de la gobernabilidad y de la institucionalidad. Hay una situación difícil que enfrenta la Argentina y hay que proponer un diálogo, una construcción y un acompañamiento sobre la base de aquello que se acuerde”.

También reveló que mantendrá conversaciones con el jefe del bloque Pro, Humberto Schiavoni, para definir desde dónde acompañará a Juntos por el Cambio en la nueva etapa como oposición.