2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO

Política

28/05/2021

La errática estrategia del Gobierno en medio de la negociación con Pfizer
Alberto le volvió a pegar a la empresa norteamericana y Moreau generó un conflicto con Perú mientras negocian en EEUU.

El Gobierno sigue enviando señales confusas en medio de la negociación para conseguir la vacuna de Pfizer, que generó una disputa con la oposición que ya llegó a Comodoro Py.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, denunció en las últimas horas a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, que acusó a su predecesor Ginés González García de buscar un "retorno" de parte de la empresa estadounidense.

Pese a que Pfizer salió a desmentir a Bullrich y negó haber recibido un pedido de coimas por parte del gobierno argentino, el ministerio de Vizzotti se presentó en el juzgado de María Servini para que investigue las declaraciones de la ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri.

Según la denuncia, realizada por Gaspar Tizio, director de Asuntos Judiciales del ministerio, las declaraciones de Bullrich "podrían impactar negativamente sobre las negociaciones en curso".
Pero a la par de la denuncia de Vizzotti, Alberto Fernández salió otra vez a pegarle al laboratorio norteamericano. "Pfizer me ponía en una situación muy violenta de exigencias", dijo en diálogo con Pedro Rosemblat, un reconocido influencer partidario del Gobierno.

"Dije ‘esto no lo puedo firmar porque me están pidiendo cosas desmedidas", señaló el presidente. "Siento que hubo más obstáculos que puso Pfizer para no firmar el contrato que los que pusimos nosotros", enfatizó.
Todo esto sucede mientras el Gobierno negocia dosis de Pfizer con Estados Unidos. En algunos sectores del Gobierno volvieron los cuestionamientos sobre la conveniencia de que el presidente se muestre a sus anchas en ese tipo de entrevistas en las que termia haciendo declaraciones que lo comprometen.

Las negociaciones con EEUU las lleva adelante el embajador argentino en Washington, Jorge Argüello, luego de que el presidente Joe Biden anunciara que entregaría unos 20 millones de dosis de esa empresa, de Johnson & Johnson y de Moderna al resto del mundo.

Pero las últimas señales geopolíticas que dio Alberto tras su gira europea no fueron precisamente del agrado de Estados Unidos. En primer lugar, Argentina abandonó una demanda que los países del Grupo de Lima presentaron contra el régimen venezolano de Nicolás Maduro ante la Corte Penal Internacional por violación a los Derechos Humanos.

Un día después, el gobierno argentino votó contra Israel y a favor de crear una comisión que investigue presuntas violaciones a los Derechos Humanos en el conflicto con Palestina. La medida contó con la abstención de la mayoría de los países europeos, entre ellos, Francia e Italia y el rechazo de Reino Unido. Por su parte, China y Rusia votaron a favor y entre los países latinoamericanos acompañaron Venezuela, Bolivia y Cuba.
El tema Pfizer no sólo agitó la política interna de Argentina sino que ya le trajo conflictos diplomáticos al Gobierno argentino. El gobierno peruano salió a rechazar en las últimas horas los dichos de la diputada massista Cecilia Moreau, que dijo que "hay países que tuvieron que conceder sus recursos naturales, por ejemplo Perú y Brasil". "Aunque no conozco los contratos, sé que fueron muy complicados", dijo Moreau, vicejefa de bloque del Frente de Todos.

El ministro de Salud de Perú, Oscar Ugarte, salió a desmentir a Moreau este viernes. "Es una barbaridad, eso no existe y no ha existido. Ese tipo de condiciones no están en los contratos. Lo descartamos de plano", dijo el ministro peruano en diálogo con radio Rivadavia.

El mes pasado, la fricción había sido con Chile por declaraciones del jefe de gabinete, Santiago Cafiero. El gobierno de Sebastián Piñera salió a desmentir a Cafiero, que había dicho que el país trasandino sólo había recibido 30 mil dosis de Pfizer, cuando en realidad había recibido 1,6 millón de vacunas.

En medio de estos zigzagueos, Vizzotti salió este viernes a decir que todavía hay expectativas de un acuerdo. "El contacto nunca se cortó. Desde el principio tenemos la voluntad de firmar con Pfizer y de hallar soluciones a las barreras", dijo la ministra a Radio con Vos.