2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO

Política

15|12|2023

El MPN le prometió gobernabilidad a Rolando Figueroa
La Convención partidaria que lidera Jorge Sapag se colocó el sayo de oposición responsable. Modernización y diálogo, el compromiso. Reunión en el verano.

La Convención del Movimiento Popular Neuquino (MPN), órgano legislativo del partido emblema de la Patagonia, demostró que corre un nuevo tiempo en Neuquén. El arribo de Rolando Figueroa a la gobernación abre otra instancia, que obliga al sello del mapita a resetearse para sobrevivir. Signado por el ajuste brutal y la motosierra del presidente Javier Milei, la inflación acelerada y la inevitable tensión social, el encuentro de este jueves sirvió para desandar el año electoral e imaginar 2024. Lo que hoy parece utópico marca la agenda de Jorge Sapag, firme en el cargo para el que fue designado al frente de ese cuerpo.

Básicamente, lo que definieron quienes participaron de la convención fue fortalecer al MPN hacia adentro y modernizarlo, estableciendo un plan de acción “con mucho diálogo intrapartidario de proximidad con la gente y las nuevas señales de los tiempos”. El segundo de los ejes fue aportar estabilidad a Figueroa.


“Asegurar la gobernabilidad de la provincia y de los municipios en este marco de grave crisis económica y social del país”, analizó Sapag, presidente de la Convención, ante la consulta Letra P. Lo que el exgobernador deslizó, básicamente, es el aporte que su espacio puede hacerle al gobierno con los votos de la Legislatura neuquina.

De las 35 bancas que tiene la unicameral neuquina, repartidas en una decena de bloques, el MPN es la de mayor representación en el recinto con diez escaños. Hoy, el espacio conducido por Gabriel Álamo, ex intendente de Aluminé, es estratégico. Una señal de esa posición se dio este jueves, mientras el parlamento sesionaba para eliminar las jubilaciones de privilegio.

Luego de que un diputado que responde a Figueroa, Francisco Lépore (Avanzar), planteara que la gestión de Omar Gutiérrez y el MPN dejaron “una provincia quebrada, sin dinero para pagar aguinaldos y sueldos”, fue Álamo el que pidió “mirar hacia adelante” comprometiendo el respaldo de su bloque al gobernador de Nequinizate.

Básicamente, el MPN se pone el sayo de oposición responsable.

Tiempos de crisis
Mientras el parlamento sesionaba, la reunión convencional ratificó la presencia del partido en el interior profundo. Casi en una reversión histórica de los próceres como Felipe Sapag, el cuerpo partidario anunció la necesidad de retomar el camino de la territorialidad. “Esta permite estar cara a cara con cada neuquino y neuquina, escuchando sus necesidades y demandas, trabajando de manera comprometida para resolver los problemas”, advirtieron en un comunicado.

La coyuntura nacional marca el camino del MPN. La necesidad de reconciliarse con el electorado luego de la derrota histórica de abril obliga a una nueva convocatoria. En pleno verano, consignaron, se volverán a reunir las autoridades en su totalidad para analizar los tiempos que se avecinan.

“Nuestro Movimiento fue creado con el propósito fundamental de asegurar el progreso material, la felicidad y la paz social en la provincia. En estos momentos cruciales que vive el país, reafirmamos nuestro compromiso de defender los recursos de todos los neuquinos, con la visión de convertir esos recursos en mejor educación, más trabajo, más salud y mejores condiciones de vida para las familias de la provincia”, reza el documento viralizado sobre el cierre.

Fuente LP