2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO
Política

12|06|2024

China analiza prorrogar el swap pero exige una "rectificación política" de Milei
El régimen comunista quiere un compromiso de MIlei de visitar Beijing y la firma de la adenda que reactiva la obra de las represas.

China evalúa extender por un año el vencimiento del swap que amenaza al gobierno, pero exige a cambio una vista del presidente Milei a Beijing, como parte de una "rectificación política" de sus ataques al régimen comunista.

La información fue confirmada a LPO por una fuente de acceso a las conversaciones de más alto nivel con Beijing, quien agregó que además el gobierno chino exigirá que se firma la Adenda 12 que permite reactivar las obras de las dos represas de Santa Cruz.

"No alcanza con Guillermo Francos recibiendo al embajador de China, quieren que Milei vaya a Beijing", afirmó a LPO la fuente consultada. De hecho, es lo mismo que le exigieron a Alberto Fernández para otorgarle el último swap. "Hasta que Alberto no se sentó con Xi Jinping y le pidió en persona el swap, no se destrabó", recuerda un ex funcionario.

La importancia que la da el régimen chino a esos gestos formales es total. Una anécdota lo ilustra: Cuando Alberto viajó con Sergio Massa a Beijing sufrió una fuerte descompensación y que le impidió dar el discurso ante la asamblea donde lo reemplazó Massa. Al otro día era el encuentro con Xi Jinping y el ministro consciente de lo que se jugaba le dijo: "Alberto, así sea con suero, tenes que venir". Y fue. Y se destrabó el swap.

La renovación del swap con China se ha convertido en un asunto crítico para la marcha del plan económico, porque de no renovarse entre junio y julio el gobierno debería desembolsar 5.000 millones de dólares, un golpe muy fuerte para el objetivo de recomponer reservas.

En principio, Beijing no exige que Milei viaje antes del 15 de Julio cuando vence el swap, pero si exigen un compromiso oficial de la visita.

Esta situación generó una enorme tensión entre el ministro de Economía, Luis "Toto" Caputo y la canciller, Diana Mondino, a quien el gobierno le achaca las fallidas negociaciones con Beijing y el costo de los coqueteos con Taiwan. Sin embargo, como reveló en exclusiva LPO, el gobierno mantiene abierta una línea diplomática secreta con la isla, una línea roja para la diplomacia china.

Para dimensionar la importancia de la discusión basta decir que el canje de monedas con China es la mayor fuente de reservas extranjeras brutas que tiene el Banco Central de Argentina, cuyas deudas todavía son mayores que sus activos, pese a la impresionante recomposición de reservas que se produjo durante los primeros meses de Milei.

La situación es tan acuciante que en las últimas horas la agencia Bloomberg reveló que el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) ensaya una discreta mediación para que China reprograme los pagos de la Argentina al Banco de China. "Entre Argentina y el FMI hay un compromiso firme de refinanciar la deuda entre Beijing y Buenos Aires", sostuvo la agencia.

Esta irrupción del FMI en la negociación con China no es casual. El gobierno de Milei pretende cerrar un nuevo acuerdo con el organismo que le permita acceder a un colchón que en su momento estimaron en torno a los 15 mil millones de dólares para salir del cepo.

Caputo confirmó este martes que buscará desembolsos extras del FMI para salir del cepo. Este jueves esta previsto que se reúna el board del Fondo, encuentro en el que se podría aprobar el desembolso de 800 millones de dólares, el último del programa en curso. La fecha elegida no es causal sino que confirma que el curso de las negociaciones dependen de lo que suceda con el tratamiento de la Ley Bases. Para el organismo es clave que Milei demuestre que puede normalizar su relación con el Congreso y sacar leyes que respalden las reformas.

"Estamos en el proceso de la revaluación del Fondo que va a ser el 13 (de junio) y de ahí empezaremos a negociar un nuevo programa", afirmó Caputo en una charla brindada en Cato Institute. "No lo anunciamos ahora porque primero hay que acordarlo con el Fondo y tratar de que con ese programa llegue nueva plata", se sinceró.

Pero el organismo además de leyes estaría exigiendo algunas medidas como una nueva devaluación y la suba de la tasa de interés. Un clásico.

El ex director del FMI, Hector Torres, afirmó que "el Fondo está muy consciente del esfuerzo que hace el Gobierno y hay buenas posibilidad de que haya un nuevo programa, pero el gobierno va a tener que subir las tasas y corregir el tipo de cambio", explicó en declaraciones a Radio Con Vos.

La liberación de un nuevo mega desembolso como pretende Caputo tampoco parece fácil. Torres explicó queel organismo busca reducir su exposición ante Argentina, "no aumentarla".