2942-15575824
zapalaya@gmail.com

INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO
Nacionales

18/06/2020

Guzmán se planta en su última propuesta y se traba la negociación por la deuda
El ministro avisó a los acreedores que no está dispuesto a mejorar la oferta de 50 centavos por dólar más un cupón sobre las exportaciones. Sostuvo que los acreedores hicieron pedidos "ampliamente inconsistentes".

El gobierno no renovó los acuerdos de confidencialidad e hizo públicas las últimas contrapropuestas que le presentaron los principales fondos acreedores con un fuerte comunicado en el que señaló que algunos de los pedidos de los bonistas son "ampliamente inconsistentes" con la sostenibilidad de la deuda.

Así, Guzmán se plantó con su última oferta a los acreedores que consiste en un valor presente neto de 50 centavos por dólar de deuda emitido y un cupón atado a las exportaciones que difiere por mucho del que le piden los acreedores. Y reiteró que la fecha límite para aceptar la propuesta argentina es este viernes.

"Los Inversores Restringidos respondieron a la información provista por Argentina proponiendo ajustes, descriptos por separado, con los que Argentina no puede comprometerse de manera razonable, algunos de los cuales son ampliamente inconsistentes con el marco de sostenibilidad de deuda que necesita la República para restaurar la estabilidad macroeconómica y para avanzar con un programa con el FMI", señaló en un comunicado el Ministerio de Economía.

"Además, el proceso de negociación con nuestra comunidad inversora reveló que las demandas de los inversores a menudo divergen y no se pueden conciliar fácilmente. La República evaluará todas las opciones disponibles como parte de un proceso integral para restaurar la estabilidad macroeconómica", aseguraron.

Los bonistas también se plantaron en sus contraofertas que coinciden en un alivio de los intereses de deuda de 40.000 millones de dólares hasta 2028.

La respuesta de Larry Fink y el grupo Ad Hoc de acreedores no tardó en llegar: en un comunicado en el que responsabilizaron directo a Alberto Fernández por el fracaso de las negociaciones y señalaron que están dispuestos a evaluar todas sus posibilidades y litigar contra la Argentina.
No es la primera vez que las negociaciones de traban, pero sí es la primera en la que los acreedores mencionan abiertamente la posibilidad de efectivizar una demanda judicial e ir a un "hard default".
La propuesta del grupo Ad Hoc -que incluye a fondos como BlackRock y Ashomore- pide que los cupones de la deuda argentina lleguen al 5,75% anual en dólares contra un máximo del 5% que está dispuesto a ofrecer Guzmán. Además, pide que haya un mecanismo de autoregulación del endeudamiento argentino: si el país llegara a tomar más deuda, al menos la mitad del nuevo capital debe destinarse exclusivamente el pago de deuda ya existente (roll over), de modo de garantizarse el cobro, pero también de evitar nuevos episodios de aceleración de la deuda externa.

Estos bonistas, junto con los del Canje 2005-2010, insistieron en que la contraoferta tenga un cupón PBI, mientras que los del Grupo de Bonistas (GB) que encabeza Gramercy pide que el cupón vaya atado a las exportaciones.

En este caso, los acreedores y el gobierno coinciden en que se tomen los últimos cinco años de exportaciones para decidir si se dispara el pago del cupón, pero para los acreedores deben tomarse como línea de base los 47.000 millones de dólares de exportaciones para 2020 creciendo al 1% anual, mientras que para el Gobierno el punto de partida tienen que ser los 67.200 millones (70% superior) con un incremento anual del 3%. Si las exportaciones efectivas superaran sendos pisos teóricos, el Gobierno está dispuesto a pagar 0,75% sobre el excedente, cuando los acreedores piden que vaya del 1% al 2,5% dependiendo de la magnitud del excedente.