2942-15575824
zapalaya@gmail.com

INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO
Nacionales

01/12/2018

La Cámara de Diputados cierra el año ordinario con apenas dos sesiones de tablas
Son las sesiones donde el oficialismo elabora el temario en conjunto con la oposición. Una fue para tratar el proyecto de aborto legal, y la otra terminó en escándalo. En 2017 se produjo la marca récord: no hubo ninguna sesión de este tipo.

“Soy consciente de que debemos aumentar el número de sesiones ordinarias. Me hago eco de las palabras que expresaron los diputados”. A pocos minutos de haber sido reelecto para un tercer mandato como presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó admitía como una flaqueza de la gestión Cambiemos la escasa cantidad de sesiones de tablas.

Monzó pronunció esas palabras el 6 de diciembre pasado y todo parecía indicar que en 2018, año no electoral, el oficialismo podía revertir el récord negativo de 2017, cuando no hubo ninguna sesión de tablas. El marcador esta vez no quedó en cero, pero estuvo lejos de las expectativas: se realizaron apenas 2 encuentros de este tipo, uno de los cuales terminó en escándalo.

Las sesiones de tablas deberían ser la regla, pero se transformaron en excepción en los últimos años. Al convocar a este tipo de sesiones, el oficialismo está obligado a confeccionar el temario en conjunto con la oposición, en el marco de la Comisión de Labor Parlamentaria. En cambio, si llama a sesión especial, puede trazar la agenda a su antojo.

Cuando Cambiemos todavía no era una alianza, los espacios que lo componen -el Pro, la UCR y la Coalición Cívica- solían levantar el reclamo por más sesiones ordinarias y menos especiales, en momentos en que el Frente para la Victoria tenía la mayoría en ambas Cámaras. Sin embargo, ahora que conforman el oficialismo, estos bloques parecen haber olvidado aquellas quejas.

En 2016, primer año de gestión de Cambiemos, solo 6 de las 24 sesiones fueron de tablas. Las restantes fueron 12 especiales, 2 informativas del jefe de Gabinete, 3 del período extraordinario en diciembre y una preparatoria para renovar autoridades -sin contar la Asamblea Legislativa del 1ro. de marzo ni las sesiones en minoría-.

Un año después, el número de sesiones de tablas bajó a cero: en 2017 hubo 10 especiales, 3 informativas y una extraordinaria en febrero. Si bien se sancionaron leyes que requirieron altos niveles de consenso -la más recordada es la reforma previsional-, el oficialismo se arrogó la facultad de fijar siempre el temario en el recinto.