2942-15575824
zapalaya@gmail.com

INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO

Nacionales

10/09/2021

Por la alta emisión, proyectan que la inflación del 2022 rondará el 45%
Las consultoras coinciden en que los próximos tres meses marcará menos de 3%, pero volverá a acelerarse después de las elecciones de noviembre.
El martes de la semana que viene el Indec dará a conocer el dato de inflación de agosto y el consenso de las estimaciones privadas adelantó que se ubicará entre el 2,8% y el 2,9%. Y el miércoles será el turno de Martín de Guzmán de presentar sus proyecciones de inflación para la Ley de Presupuesto de 2022.

Por el momento, el mercado ya estima que este año la inflación cerrará en 48,5%. Para septiembre y octubre, se espera que el control del dólar y los precios regulados la hagan cerrar en 2,7%, pero pasadas las elecciones del 14 de noviembre volverá a acelerarse. De este modo, en la segunda quincena de ese mes los precios se acomodarán de la mano de una mayor depreciación del peso y terminará el mes en 2,8%; y ya para diciembre subirá al 3,1% y en enero al 3,3% antes de acomodarse entorno al 3,2% los meses siguientes, es decir a la zona del 46% interanual.

De acuerdo al REM, el consenso para 2022 se ubica entorno al 43% de inflación, pero varias consultoras advierten que la inflación terminará siendo incluso más alta que la de este año y podría superar el 50%.

Las explicaciones detrás del alza esperada de la inflación se centran en que la emisión de pesos de 2020 y 2021 y el cepo que no les da otra vía de canalización al exceso de circulante. Cabe recordar que para cubrir el déficit fiscal el Banco Central emitió $1,5 billones el año pasado y $770.000 millones en lo que va de este año. A esto hay que sumarles los intereses de Leliqs (por $721.559 millones en 2020 y $833.083 en lo que va de 2021) que vienen siendo parcialmente absorbidos por Leliqs.

"La inflación sigue en sendero descendente, tendencia que empezó a partir de abril, pero que tiene pocos fundamentos para sostenerse", señalaron los analistas de Quinquela Asset Management en su último reporte. Entre las razones que esgrimen se encuentran las presiones alcistas post elecciones por la corrección de precios relativos, la recuperación de salarios; una posible aceleración del tipo de cambio; la Aceleración del gasto primario; el probable ajuste de tarifas y el exceso de pesos que vuelven a presionar.

"La ventana de inflaciones por debajo del 3% puede acotarse a 3 meses, el resto de los fundamentos hacen esperar niveles de ajuste de precios superiores a ese ritmo", agregaron.

En este sentido, proyectaron que la inflación podría rondar el 45% en 2022 si el gobierno llega a un acuerdo con el FMI antes de fin de año. Pero, si el acuerdo se demorara a marzo y esta demora presionara sobre el dólar generando un salto devaluatorio, los precios podrían subir el año que viene más cerca del 55%.

En la misma línea, desde la consultora Analytica evaluaron que: "En el corto plazo, el acuerdo con el FMI implicará seguramente ciertas correcciones de precios relativos, por lo que la distribución de la inflación puede volver a registrar extremos como los del período de flexibilidad cambiaria, y un nuevo corrimiento hacia la derecha de la distribución, quizás pasando de la zona del 3% al 3,5% (valores anualizados de 40 y 50% respectivamente). Finalizada la etapa de reacomodamiento, no será posible volver a un régimen sin restricciones ya que la etapa fácil de emisión de deuda pública en los mercados externos está agotada".