2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO

Nacionales

14/09/2021

Alberto le traba el presupuesto a Guzmán para evitar un tarifazo y crece la presión para forzar su salida
El presidente resiste la salida de Cafiero, pero en la Casa Rosada conceden: "Si falló la economía, hay que cambiar el ministro".

Alberto Fernández demora el envío del presupuesto al Congreso para evitar un nuevo tarifazo dispuesto por Martín Guzmán, una decisión que alimenta los rumores sobre la salida del ministro de Economía.

El presidente resiste la salida de Santiago Cafiero, pedida públicamente por el kirchnerismo, pero no tendría los mismos reparos en aceptar la salida de Guzmán. En la Rosada dicen que si la derrota en las elecciones del domingo se asocia a la economía, lo más lógico es cambiar al ministro del área. La presión del kirchnerismo para remover a Cafiero y Guzmán
Ante una presión inusitada que incluyó pedidos de renuncia directos de dirigentes muy cercanos a Cristina como Andrés "El Cuervo" Larroque -uno de los tres líderes de La Cámpora- y la senadora nacional María de los Angeles Sacnun, en la Casa Rosada parecen tantear una solución. de compromiso que implica entregar a Guzmán y retener a Cafiero.
Guzmán sufre el asedio por estas horas de legisladores kirchneristas que pretenden que afloje fuerte el control del gasto y financie vía emisión aumentos de sueldos, jubilaciones y planes sociales. En sentido opuesto, en la elaboración del Presupuesto para el 2022 el Palacio de Hacienda impulsó un nuevo recorte de subsidios para el sector eléctrico que implica una fuerte suba de tarifas.

Guzmán, que detonó en abril una de las mayores crisis políticas en el Gobierno cuando quiso echar al subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo, incluyó ahora el proyecto de presupuesto un recorte de más de 100.000 millones de pesos a los subsidios del sector eléctrico.

La decisión fue que los 600.000 millones de pesos desembolsados durante 2021 se redujeran a algo más de 500.000 millones, un cálculo que no solo no contempla la inflación sino que reduce los recursos nominalmente. De esa manera, la reducción de recursos implicaría un aumento del 130% en la tarifa en el AMBA, el principal conglomerado poblacional del país, mientras que en las provincias sería del 60%.