2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO

Internacionales

06/04/2022 |

La OTAN envía por primera vez armamento letal a Ucrania y pronostica un recrudecimiento de la guerra
La alianza atlántica adelantó que suministrará a Ucrania armas antitanques, sistemas defensivos aéreos y sistemas avanzados de armas. Pronostican una nueva fase de la guerra y un conflicto prolongado en el Donbás.

La masacre de Bucha generó una enorme conmoción entre los países de la OTAN, y ahora la alianza atlántica teme que Rusia lance una ofensiva a gran escala. Frente a este panorama, el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, anunció que suministrarán a Ucrania armamento letal. "Es importante que los aliados estén listos para reforzar la asistencia a Ucrania tanto con sistemas pesados, como ligeros. Esto tiene un efecto cada día en el terreno", sostuvo.

Stoltenberg alertó sobre una ofensiva inminente en la zona del Donbás, ocupada parcialmente por Moscú desde 2014 a través de las milicias separatistas que financia, luego de que el Kremlin anunciara un reagrupamiento de sus tropas en el Este de Ucrania. La decisión de la OTAN está en sintonía con las previsiones de la Casa Blanca, que calificó a Bucha como "la punta del iceberg". La administración Biden considera que Rusia ha cometido otros crímenes de guerra y, peor aún, que podría estar efectuándolos en este momento.

El suministro de armamento pesado a Ucrania es un hecho inédito desde el comienzo de la invasión, el pasado 24 de febrero, y para Stoltenberg es necesario ya que Putin demostró "su voluntad de recurrir a la fuerza para conseguir sus objetivos". La OTAN insiste en imponer nuevas sanciones a Rusia, incrementar el apoyo militar al Ejército ucraniano y reforzar las defensas de la organización. La OTAN enviará armas antitanques, sistemas defensivos aéreos y sistemas avanzados de armas, según adelantó el secretario general.

Para la OTAN, la guerra está entrando en una nueva fase que puede ser aún más cruenta que la vivida hasta ahora. Con la matanza en Bucha, el escenario que plantea Stoltenberg dista de ser alentador. De hecho, la alianza atlántica dice contar con información que confirma un enfrentamiento prolongado en el tiempo. El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos elevó la cifra de civiles muertos a 1.480, pero admite que el número es demasiado conservador visto el poder de fuego de Moscú.

Los países de la OTAN ven en la masacre de Bucha un punto de inflexión, con las negociaciones entre las partes paralizadas. Ucrania denunció hoy 118 ataques aéreos de Rusia contra la ciudad de Mariúpol, al sur del país, donde cerca de 100 mil personas sobreviven con los suministros básicos al mínimo. La zona es clave porque Rusia busca crear un corredor que conecte a la península de Crimea, anexada en 2014, con las autoproclamadas repúblicas prorrusas del Donbás.

Sin embargo, la destrucción a manos de las tropas rusas llega a las regiones de Leópolis (oeste) y Dnipropetrovsk (este). Las autoridades ucranianas registraron ataques aéreos y explosiones en ambas zonas. En tanto, el Ejército de Ucrania anunció que recuperó localidades cercanas a Jersón, al sur del país, aunque los alimentos, el combustible y los medicamentos se están acabando y la población de la región permanece aún bajo ocupación rusa.





Fuente LPO