2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO

Economía
23|01|2024


Unas 8.000 pymes industriales tambalean al borde del cierre tras el Caputazo
Están paralizadas, adelantaron vacaciones y suspendieron al personal. El sector de maquinaria agrícola, en problemas. El impacto en el empleo.

Unas ocho mil pymes industriales de diversos sectores de la economía tienen paralizadas sus actividades en el comienzo del año. Se trata de establecimientos que han adelantado vacaciones, han suspendido a su personal o, directamente, no están produciendo por los problemas que surgieron a partir del Caputazo, el decretazo y el proyecto de ley ómnibus que la administración de Javier Milei envió al Congreso para su aprobación.

El presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, presentó el dato en una reunión que mantuvo con el secretario de Economía del Conocimiento, Emprendedores y Pyme, Marcos Ayerra, y el subsecretario de Comercio Exterior, Esteban Marzorati. Los dos funcionarios de Toto Caputo afirmaron que “hay que esperar qué pasa con los dólares de la cosecha en abril”.

“Son ocho mil empresas industriales que están paralizadas, tienen problemas de costos, no pueden acceder a insumos y a las que les bajó la demanda. Son industrias manufactureras. No estoy hablando de pymes de comercio, que también van a tener problemas”, precisó Rosato. Las pymes representan más del 95% de las empresas y generan cerca del 65% del empleo nacional.
El presidente de la Cámara Argentina de Comercio, Mario Grinman, que apoya el rumbo que marcó la administración libertaria, admitió que “en los próximos meses habrá empresas que deberán cerrar, aunque son las menos". "Siempre tienen mayor posibilidad de caer los comercios chicos que los grandes, por una cuestión de espaldas. Esa es la triste realidad”, sostuvo.

La mayoría de las pymes están ligadas al mercado interno, cuyo nivel de actividad está siendo aniquilado por la recesión y la inflación. El ancla que eligió la administración libertaria es el salario de las personas trabajadoras, por lo que la pérdida de poder adquisitivo llega al 15% en el primer mes de Milei.

Maquinaria agrícola, fuera del surco
El titular de Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), Enrique Bertini, dijo a Letra P que el sector “está siendo ayudado por la naturaleza”, pero no por el Gobierno. “Lo negativo son la restitución de las retenciones a la industria (15%) que nos quita de mercados externos que fue muy difícil conquistar, más la desaparición del crédito subsidiado en un sector que viene sin resto”, planteó.

Bertini puntualizó que el Banco Central, bajo la conducción de Santiago Bausili, publicó una circular el 28 de diciembre por la cual encarece un 20% el financiamiento para los dueños de explotaciones agropecuarias. “También nos preocupa la privatización del Banco Nación, que es un entidad que marca la línea de los créditos blandos al sector agropecuario”, expresó.

CAFMA aglutina a 1.200 pymes industriales que generan 35.000 puestos de trabajo en el centro del país. “Estamos sosteniendo el personal, con serios problemas de suspensión y adelanto de las vacaciones; y ahora se nos viene una nueva paritaria con el 25% de inflación, que nos va a costar muchísimo”, anticipó Bertini y afirmó: “No veo del Gobierno ni una sola medida que incentive la inversión productiva”.

También Bertini marcó como negativo que las autoridades económicas hayan aumentado impuestos a sus clientes: productores agrícolas y contratistas rurales. “El aumento de las retenciones a las economías regionales y a la soja son perjudiciales para nuestro sector”, advirtió.

Laberinto de problemas
Caída abrupta de ventas, suba de los costos, competencia externa desleal y financiamiento nulo, son las paredes del laberinto en el que quedaron las pymes nacionales a partir del Caputazo que produjo un salto cambiario del 118%, la devaluación del peso de un 54% y el incendio inflacionario inmediato.

A este escenario, el empresariado suma otros problemas: eliminación del Compre nacional, derogación de la Ley de Góndolas, desregulación de la economía, liberación de precios, restitución del pago de retenciones a las exportaciones industriales, aumento de las retenciones a las economías regionales, incremento del Impuesto País (17,5%) a los insumos importados, eliminación de cualquier fomento del Estado a la demanda (Ahora 12) y eliminación de los créditos subsidiados a la inversión de la industria.

Hay un dato que vuelve como una recomendación: entre 2015 y 2019 se fundieron casi 22.500 pequeñas y medianas empresas; y el producto bruto industrial cayó un 13,5%. Luego, durante la gestión de Alberto Fernández, también cayeron más de 12.000 pymes.

Tres meses en picada
IPA, que aglutina a cinco mil fábricas del país, realizó una encuesta nacional que reveló que el 78,9% del empresariado pyme entiende y espera que en los próximos tres meses “caerá el uso de la capacidad instalada de la industria y habrá una reducción de la dotación del personal, ante el derrumbe de la previsión de las horas a trabajar”.

Rosato advirtió que la situación actual en las fábricas “tendrá como resultado la desvinculación de personal ante la baja de la producción” y presagió: "Si se profundiza la situación, el trimestre actual se convertirá en la antesala de un cierre masivo de fábricas, que llevará años recuperar”.