2942-15575824
zapalaya@gmail.com
INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | MUNDO | ECONOMÍA | POLICIALES | EDITORIALES | DEPORTES | ESPECTÁCULOS | TECNOLOGÍA | CONTACTO
Nacionales

30/08/2017

Peña negó una “manipulación” en el escrutinio de las PASO y cruzó chicanas con Diana Conti
El jefe de Gabinete tuvo que responder sobre las demoras en la carga de datos. Sugirió al kirchnerismo que reconozca la derrota en el rubro diputados nacionales e insistió con la necesidad de la boleta electrónica.
Tal como se esperaba, el Frente para la Victoria-PJ llevó a la sesión de este miércoles los reclamos por la demora en el escrutinio provisorio de las PASO en la provincia de Buenos Aires. El diputado Rodolfo Tailhade buscó acorralar al jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien negó una “manipulación” en la carga de datos y se cruzó con la ultrakirchnerista Diana Conti.

Tras el recuento definitivo que arrojó un ajustado triunfo de la expresidenta Cristina Kirchner en la carrera al Senado, Tailhade -quien fue fiscal general de Unidad Ciudadana en el Correo Argentino- felicitó a Peña por “la brillante operación comunicacional de 13 de agosto” y advirtió que “ha sido brillante la mentira con la que han engañado a la gente” la noche del 13 de agosto.

Al momento de responder, Peña dijo estar “muy orgulloso y contento de los resultados de Cambiemos en las PASO”, y negó “en absoluto” que “haya habido un engaño” al momento de frenar la carga de datos con el 95,6% de las mesas escrutadas.

El ministro coordinador observó que “no sólo el escrutinio fue similar al de 2013 y 2015 en carga, sino que fue más veloz en muchas cosas”, y recordó que “a las 20.30 de la primera vuelta de 2015 la ventaja de (Mauricio) Macri sobre (Daniel) Scioli era de nueve puntos”.

Aprovechó para señalar que “hay un problema en este sistema que hay que modificar”, y volvió a pedir que el Senado destrabe el tratamiento del proyecto de boleta electrónica, o en todo caso discutir un proyecto de boleta única en papel, “cualquier sistema que nos aleje” del actual.

Peña insistió en que el sistema de papeletas deriva en “un escrutinio lento y obsoleto”, pero aclaró que “de ninguna manera no es transparente ni fue manipulado”. “Repudiamos el intento de deslegitimar el sistema electoral y el sistema democrático. Eso es cínico, hipócrita, y daña la calidad institucional”, dijo, en tono duro.

Fue entonces cuando el funcionario fue interrumpido por Conti, quien recordó que “tanto cuando Néstor Kirchner perdió la elección con (Francisco) De Narváez, como cuando Scioli -candidato a presidente- lo hizo con Cambiemos, más allá de la carga retrasada del escrutinio, ambos, Kirchner y Scioli, salieron a admitir la derrota”.

El jefe de Gabinete le respondió que “las PASO son una elección dentro de los frentes electorales, no entre las fuerzas políticas”, y agregó: “En octubre, si la ciudadanía vota en contra, lo reconoceremos sin ningún problema”.

Peña se guardó para el final una chicana: “Para el caso, sería bueno también que la primer candidata a diputada (Fernanda Vallejos) reconozca que perdió frente a Graciela Ocaña”. La respuesta recibió aplausos de las bancas oficialistas.

Según el escrutinio definitivo, dado a conocer este martes, Cristina le ganó a su rival de Cambiemos, Esteban Bullrich, por una diferencia del 0,21%; pero en el rubro diputados, Ocaña se impuso sobre la postulante de Unidad Ciudadana por casi dos puntos
.