2942-15575824
zapalaya@gmail.com

INICIO | LOCALES | REGIONALES | NACIONALES | INTERNACIONALES | TECNOLOGÍA | DEPORTES | CULTURA | EDITORIALES | CONTACTO

Nacionales

04/04/2018

Caputo defendió el gradualismo y aseguró que la deuda “va a empezar a descender” en 2021
En su exposición inicial ante la Bicameral de Deuda, el ministro de Finanzas ratificó el rumbo económico del Gobierno y dijo que “el financiamiento es el reflejo del déficit”.
Convocado por presión de la oposición, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, expone ante la Comisión Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior de la Nación, en el Salón de las Provincias.

El ministro arrancó su exposición ratificando el rumbo económico del Gobierno nacional y defendió el “gradualismo” para la reducción del déficit fiscal, a través del financiamiento. Caputo sostuvo que “el objetivo de este gobierno es eliminar la pobreza” y “para eso es necesario tener un crecimiento sostenido” a “10 o 20 años” para que “finalmente la brecha social se cierre y el crecimiento sea inclusivo”.

Aseguró que este crecimiento debe estar “liderado por la inversión” y planteó como tres líneas tener “una macroeconomía ordenada, reglas de juego claras y una inserción inteligente al mundo” con el fin de llegar al “equilibrio fiscal”.

“Heredamos un déficit primario de aproximadamente cinco puntos y medio del PBI”, señaló y defendió que para la baja del mismo era necesario “una economía ordenada de manera gradual”. “Este gradualismo, este ir de a poco, implica que durante todos estos años hay cierto déficit que tenemos que financiar”, defendió.

En este sentido, el ministro expresó que “pudimos generar un optimismo en el mundo” y “reducir la tasa de financiamiento a los niveles más bajos de nuestra historia”. “Recuperamos el crédito para las provincias, para las empresas, las PyMEs y la gente”, agregó.

En cuanto al endeudamiento, Caputo informó que el nivel de la deuda privada y con organismos multilaterales es “aproximadamente de un 30 por ciento sobre el producto” y destacó que “es uno de las más bajas de la región”.

“Uno escucha comúnmente la preocupación y es razonable. El tema del financiamiento terminó mal muchísimas veces. Pero esta vez va a ser distinto”, sostuvo y consideró que “con lo que la gente tiene que preocuparse es con que nosotros cumplamos las metas de déficit”. “El financiamiento es el reflejo del déficit”, agregó.

En referencia a la toma de deuda, el titular de la cartera de Finanzas se defendió y dijo que él “no” puede “hacer nada que esté fuera del programa, de la ley, de lo que el Congreso mismo aprobó” en el Presupuesto.

El ministro insistió que “el ritmo de déficit es insostenible”, pero que la meta de 3,2% para 2018 “se va a cumplir” como pasó en 2016 y 2017. Seguidamente, explicó que en líneas con esas metas “podemos saber cuánto va a ser el nivel de deuda en el futuro”. “Cumpliendo las metas fiscales sabemos a cuánto va a llegar el nivel de deuda”, reiteró.

Caputo detalló que el nivel de endeudamiento alcanzará un pico del 38% por ciento sobre el producto dentro de tres años y que entonces “a partir de 2021 va a empezar a descender paulatinamente”.

“Vamos a llegar a un nivel de deuda bajo con una macroeconomía ordenada. Los inversores creen que estamos yendo por el camino correcto”, completó.